martes, 13 de abril de 2010

Las capas y el color

Veamos cómo colorear con Gimp a la chica de este dibujo, utilizando diferentes capas para trabajar.

 
  • En el momento en el que abramos el documento este tendrá una sola capa. Esta será la capa que Gimp asignara por defecto como “Fondo”, y a la que podemos renombrar como, por ejemplo, “Trazado” (En algunos manuales veréis que a esta capa se la denomina usualmente “Outlines”, que es el anglicismo con el que los profesionales se refieren a las líneas de entintado de un dibujo)
  • Ahora crearemos una capa que utilizaremos para el color, lo mejor es que este debajo de la capa que contiene el dibujo original, para eso solo hay que pinchar sobre la miniatura de la capa nueva y arrastrarla debajo de la capa del trazado.
  • Antes de empezar a pintar tenemos que modificar la capa en que se encuentran los trazados para que podamos ver lo que hay bajo ella. Esto lo podemos hacer de dos formas, borrando el color blanco y dejando solo el trazado negro del dibujo (mediante la herramienta de selección de color) o, de una forma mucho más fácil, ajustando el modo de la capa en “multiplicar”, con este modo de fusión de capas los colores de la capa se solapan con los de las capas inferiores (en el caso de una capa en la que solo hay blanco y negro, como es el caso, el color blanco se hará transparente y solo dejara ver el negro de las líneas del dibujo)
  • Ahora podemos empezar a seleccionar las diferentes zonas del dibujo en la capa de trazados, con la barita mágica, y pintando esa zona en la capa del color. Para poder seleccionar solo las partes del dibujo que queramos pintar con un determinado color, como la cara o el pelo, el trazado tiene que estar completamente cerrado, ya que de lo contrario se seleccionaran zonas que no queramos.
  • Después de aplicar el color tendremos que hacer el sombreado, la forma más fácil es crear una capa nueva sobre la capa en la que tenemos el color, poner esta capa también en modo “multiplicar” y pintar en ella las sombras con un color gris, con lo que conseguiremos oscurecer el color de fondo, como lo haría una sombra en el mundo real.

Hasta aquí tendríamos el coloreado más básico. Ahora podemos seguir añadiendo capas para crear el resto de elementos, como los detalles del fondo, los brillos de la luz o añadir algún elemento en primer plano.

Aquí tenéis una pequeña animación donde podéis ver cómo, partiendo del dibujo original, irán apareciendo las diferentes capas que he utilizado, hasta llegar al resultado final.

video

No hay comentarios:

Publicar un comentario